Saturday, May 10, 2008

An Article about me in a Stanford Magazine/ Un artícluo sobre mi en una Revista de Stanford

The Stanford Business Magazine in its May issue, published quite a nice article about my visit to Stanford last December. It basically covers my presentation to alumni and also an hour long interview before my talk. (Click here to read)

In the same issue, Julie Kaufman, one of my class mates wrote in her class notes:

“Most likely you have read in this issue about Pedro Algorta´s ordeal in the Andes 35 years ago. Our reunion, and specifically Mike O´Brien´s moving talk about his 9/11 experience, was a factor in Pedro´s talking openly about it. After beginning to talk about this at our reunion last summer, Pedro came back to the U.S. at the request of the GSB late in the fall. He first visited Mike O´Brien´s family in New Jersey, speaking at Mike´s church. Then he headed to Boston and onto Dallas, where he spent time with Juan Williams and Victor Arias and spoke at their church as well. Finally he returned to the GSB, where he addressed a group of students and alumni (many from our class) about his experiences as part of the Lifelong Learning Program. He used photos and video from 1972 to show where the survivors lived for 72 days. This included part of a news broadcast filmed shortly after their rescue. Pedro´s talk focused on leadership and survival. He humbly believes that any of us would have acted as he and his friends did under similar circumstances. He has been writing a blog, which I encourage you to read.”

Thank you very much Julie for your kind words.


La Revista Stanford Business

En el número de mayo de la revista de la Escuela de Negocios de la Universidad de Stanford publicaron un artículo bastante bueno acerca de la visita que hice a Stanford en Diciembre. Basicamente cubre la presentación que hice a los ex alumnos y una entrevista que me hicieron antes.

En esa misma revista, en la sección "Notas de las Clases", Julie Kaufman, una compañera de promoción escribió:

"Seguramente han leído en esta misma revista sobre la tragedia de los Andes que Pedro Algorta atravezó hace 35 años. Nuestra reunión, y especificamente la conmovedora charla de Mike O´Brien hablando de su experiencia del 9/11, fue un factor para que Pedro ahora hablara abiertamente sobre su tema. Despuès de empezar a hablar sobre ello este verano en nuestra reunión, Pedro volviò a los Estados Unidos invitado por la Escuela de Negocios de Stanford este otoño. Anteriormente, visitó a Mike O´Brien y su familia en New Jersey, donde hablò en la iglesia de Mike. Después fue a Boston y a Dallas, donde estuvo unos días con Juan Williams y Victor Arias donde también habló en sus iglesias. Finalmente volvió a Stanford donde se dirigió a un grupo de estudiantes y ex alumnos (muchos de nuestra clase) compartiendo su experiencia como parte del Programa de Educación Continua. Él usó fotos y videos tomadas en 1972 para mostrar las conciciones en la que sobrevivieron por 72 días. Esto incluyó también un pequeño film realizado con las tomas de los noticieros de la época. La charla de Pedro se enfocó en las lecciones de liderazgo y la sobrevivencia. Él humildemente cree que cualquiera de nosotros en circunstancias parecidas hubiera actuado de la forma en que él y sus amigos lo hicieron. Ha comenzado a escribir un blog que recomiendo leer."

Muchas gracias Julie por tan lindas palabras. (Hacer clic aquí para leer artículo en español)

2 comments:

Alejandra said...

Estimado Pedro, hace varios días que vengo reflexionando sobre la nota tan interesante que publicaste. Supongo que para Uds. debe ser difícil darse cuenta de la ayuda que le brindan a personas que están pasando su propia cordillera. Imagino que solamente pueden "vivirlo" con el contacto directo con ellas a través de las conferencias. Creo que no tienen real dimensión de la gran ayuda que brindan con sus comentarios y contando sus vivencias. Creo que todos hemos pasado por nuestras cordilleras, en mayor o menor medida. Supongo que ninguna se va a acercar ni un poquito a lo que pasaron ustedes, pero para cada persona, su dolor, en el momento que lo está viviendo, es enorme. Cuando Carlitos dijo: "el dolor no se puede medir, no existe el dolorímetro, cada uno tiene su propia cordillera" casi que adopté esa frase como mía, porque creo que no se puede reflejar el dolor de otras personas más que a través de esas palabras, tan simples y tan enormes a la vez.
Siempre se dice una frase muy común que es: "de todo lo malo siempre queda algo bueno". En mi caso personal, debo decir que lo bueno que rescato es que debido a la terrible experiencia que Uds. vivieron, he podido compartir y ayudar a muchísimas personas que estaban pasando por trances muy difíciles. Eso me lo ha brindado el contestar las cartas y mails que le llegan a Roberto desde hace 26 años. He vivido experiencias de vida que han enriquecido mi propia vida y me han hecho valorarla mucho más.
Yo soy una más entre muchísima gente que debe darles las gracias a todos por compartir tantas vivencias con nosotros. No importa el tiempo que les haya tomado a cada uno empezar a hablar, importa poder hacerlo porque aunque a Uds. les cueste creerlo, a veces gracias a una palabra o frase que salga de sus labios, se puede estar ayudando a recuperar una vida que se creía perdida.

Te doy las gracias nuevamente por compartir tus experiencias con todos los que leemos tu blog.

Un beso grande,

Alejandra

Sergio García said...

Me quiero quedar con algo que me impresiono mucho y que concide con lo que expresa Julie en su articulo, Pedro asegura que cualquiera de nosotros en las mismas circunstancias hubiera hecho lo mismo, y no estoy hablando acerca de como se alimento el grupo, sino de la capacidad de liderarse primero cada uno a si mismo y luego de compartir un liderazgo que fue cambiando de mano segun el momento. Yo asisti a una charla de Pedro en la Universidad del Cema y quede sorprendido por varios aspectos de su persona y su relato: en principio desmitifico absolutamente el hecho, nada de heroes o super hombres, por el contrario hombres y mujeres
corrientes con ese factor comun "sobrevivir". Cada uo de los grandes logros alcanzados por el grupo fue una sucesion de pequeños pasos ejecutados por un grupo enfocado. En forma simple, directa y sin morbo hablo de todos los temas con lo cual cuando llegaron las preguntas, en realidad solo queriamos saber acerca de como se lideraron.
Mas alla de su experiencia durante los 72 dias de aislamiento en la montaña, Pedro ha ocupado la gencia general de la cervecera Quilmes y otros cargos directivos en la industria pudiendo acercar su vision del liderazgo no solo desde el caso de los Andes sino de su larga trayectoria como ejecutivo. Sinceramente agradezco el aporte que he recibido de sus palabras y recomiendo a todos que no se pierdan este blog y cualquiera de sus eventuales conferencias.
Sergio Garcia - MBA