Saturday, October 25, 2008

Bonus Time. (Tiempo Extra)

Desde que empecé a caminar y a hablar de nuestra tragedia de los Andes aprendí algunas cosas.

He escuchado decir a Nando que “deberíamos estar todos muertos”. Y la verdad es que sólo hace un tiempito me di cuenta lo que quiere decir esa frase.

Después de accidentarnos en la montaña, sobrevivir a la caída y después sobrevivir más de 24 horas a más de 4.000 metros de altura, sin entrenamiento, sin la ropa adecuada, sin la alimentación correcta y sin saber qué hacer, es realmente increíble que aún estemos vivos. Nos deberíamos haber muerto hace rato. Sin hablar que después de esas primeras 24 horas, sobrevivimos 72 días más, cada vez peores condiciones.

Pues, la verdad es que nunca lo había visto así. De hecho, hace unos pocos días, un mendocino conocedor de la montaña me lo dijo, “Ustedes no deberían haber sobrevivido. Aún si quedaban vivos después del choque, deberían haber muerto todos, era lo lógico. Nadie resiste la hipotermia por comer nieve, vivir mojado, soportar 30 grados bajo cero, dormir a la intemperie en el medio de la montaña, el riesgo de la embolia cerebral, la deshidratación, la necesidad de ingerir más de 5000 calorías por día para mantenerse activo, el riesgo del mal de altura, el riesgo de caminar sin rumbo por la montaña, tantas cosas que explican porqué deberían haber muerto”. Por suerte, en ese momento no lo sabíamos y tampoco pensé en ello durante mucho tiempo.

Ahora, si deberíamos haber muerto hace 36 años, qué estuve haciendo toda mi vida, he estado viviendo un “bonus time”? Pues por suerte no lo he sentido así, me olvidé de mi bonus y viví como cualquier otra persona, pero ahora miro para atrás y disfruto y agradezco  haber vivido en “bonus time”. Por otra parte, todos pasamos por situaciones límites, casi todos tenemos alguna experiencia cercana a la muerte en nuestra vida, y no se puede morir un poquito, morimos o no, y todos los que hemos sobrevivido a situaciones cercanas a la muerte, vivimos de hecho en “tiempo de bonus”. De alguna manera,  la vida en sí es un milagro, cuantas otras cosas nos podrían haber pasado y no pasaron.

No es que en sí la vida es un “tiempo extra”?

10 comments:

Marcelo Serantes said...

Pit creo entenderte. Hace 15 años, un 25 de enero en Miramar tuve una experiencia límite. Cuando ya me ahogaba sin remedio apareció una persona que dejó todo por salvarme. Me guió durante varios minutos tomandome del cuello, entre las olas de la segunda rompiente en un mar de furia, hasta que llegó un momento en que el alma volvió al cuerpo y comencé a ayudar. Aprendí lo fácil de morirse y lo cerca que está. Esa mañana había tenido una oración muy sentida sobre el abandono. También aprendí lo unido que está todo.
Un abrazo grande... Marcelo

Alejandra said...

Hola Pedro, me pareció muy interesante éste post porque todo lo que decís aquí es algo que me he estado preguntando todos éstos años: cómo hicieron para sobrevivir en esas condiciones. Y no mencionaste la caminata, que de por sí fue un milagro aparte, ya que Roberto, Nando y Tintín subieron esa montaña sin ningún conocimiento de alpinismo (por suerte, porque sino quizás no lo hubieran hecho).
Hace un tiempo ví un documental en el cual un matrimonio joven con un bebé (creo que fue en Estados Unidos), quedan estancados en su coche por una tormenta de nieve. Estuvieron algunas horas adentro del auto, con calefacción y con ropa adecuada. Luego el esposo salió a buscar ayuda; no recuerdo bien porqué la esposa y el bebé salieron del auto y se guarecieron adentro de una cueva. Por suerte el joven consiguió ayuda luego de dos o tres días de caminata; sin embargo tanto a su esposa como a él se les gangrenaron los pies y debieron amputarle parte de ellos. Y fueron dos o tres días, en mejores condiciones que ustedes.

Algunos chicos del foro, grandes conocedores de la montaña y accidentes aéreos, han dicho que el caso de ustedes es el único caso de sobreviviencia en esas condiciones y durante tanto tiempo, además de que por la velocidad que llevaba el avión el hecho de que no explotara ya fue también increíble. Alguno de ellos seguramente podrán ampliar ésto mucho mejor que yo.
A pesar del tiempo transcurrido, no deja de asombrarme lo que lograron. Yo nunca había estado entre montañas y nieve. Estuve por primera vez en Mendoza en julio del 2006 y menos aún lo podía creer. Cuando volví le dije a Roberto que ahora los admiraba más que antes, porque ver la montaña con mis propios ojos me hizo ver realmente la grandiosidad de la hazaña que cometieron.
Un beso grande,
Ale

Anskary said...

La verdad es que no se si lo que vivimos es o no un "bonus time" como usted lo llama. El como ustedes pudieron sobrevivir a tal experiencia... quien sabe? A veces la sucesion de diversos hechos hace que pasen cosas inexplicables, desde un punto de vista logico. Porque sobrevivieron? me gusta pensar com o en "Que Bello es Vivir", una sola vida humana puede hacer que todo canvie a nuestro alrededor, y con la tecnologia, nuestro alrededor se hace extensible a todo el mundo. Usted dice, cuantas cosas pudieron suceder y no sucedieron... pero y las cosas que podrian no haver sucedido y han pasado gracias a que pudieron sobrevivir? Es muy duro pensar el porque unos no tuvieron esa "suerte" por llamarlo de alguna manera y otros si. Supongo que no caminamos solos en esta vida, llevamos un grupo de gente alrededor que depende de nosotros como nosotros dependemos de ella. Y cada camino nos lleva a un objetivo diferente que logramos antes o despues.
Ya se sabe cuando una mariposa bate las alas en Barcelona llueve en Argentina no?
De nuevo muchas gracias.
Òscar

Anskary said...

La verdad es que no se si lo que vivimos es o no un "bonus time" como usted lo llama. El como ustedes pudieron sobrevivir a tal experiencia... quien sabe? A veces la sucesion de diversos hechos hace que pasen cosas inexplicables, desde un punto de vista logico. Porque sobrevivieron? me gusta pensar com o en "Que Bello es Vivir", una sola vida humana puede hacer que todo cambie a nuestro alrededor, y con la tecnologia, nuestro alrededor se hace extensible a todo el mundo. Usted dice, cuantas cosas pudieron suceder y no sucedieron... pero y las cosas que podrian no haber sucedido y han pasado gracias a que pudieron sobrevivir? Es muy duro pensar el porque unos no tuvieron esa "suerte" por llamarlo de alguna manera y otros si. Supongo que no caminamos solos en esta vida, llevamos un grupo de gente alrededor que depende de nosotros como nosotros dependemos de ella. Y cada camino nos lleva a un objetivo diferente que logramos antes o despues.
Ya se sabe cuando una mariposa bate las alas en Barcelona llueve en Argentina no?
De nuevo muchas gracias.
Òscar

Anonymous said...

Lo mío entonces es un extra extra bonus time? Seguro hay también un simil para multibol.
José A.

ceci said...

Por suerte y gracias a dios vivieron un bonus time!!! Sino que seria de nosotros.
Te quiero.

Ezequiel said...

Pedro:
A los 15 años leí Viven por primera vez. A los 22 por segunda vez. Hace tres años leí "El Milagro de los Andes" y ahora todavía no termino "La Sociedad de la nieve" pero ya leí tu relato. En Chile llegué hasta el lugar donde Sergio Catalán se encontró con Nando y Roberto. Su historia de alguna manera me movió a que yo viva mi historia. Me gustaría mandarte un correo personal. Mi mail es: fel@agro.uba.ar
Un abrazo
Ezequiel

Camarandante said...

Hola Pedro!!!

Esto que escribes es genial...
Da verdadero gusto leerte, se saborea cada palabra...

Gracias!

Alexis Scarantino said...

Pedro, nunca entendí como sobrevivieron. Varias veces fui al valle de las lagrimas para sentir la experiencia y tratar de imaginar como se dió todo ahí.
Para la última vez que fui se nos ocurrió la idea de pasar una noche en el mismo valle de las lágrimas...Ahí me di cuenta que nunca me habia imaginado y nunca podría imaginarme como hicieron para aguantar tanto sufrimiento.
A la mitad del grupo nos pegó muchisimo la altura, a otros el frio. Durante la noche yo sentia que si me movia un centimetro, vomitaba. En pleno febrero esa vez la temperatura decendió a 14C bajo cero. Por supuesto que no habia podido comer nada y a la madrugada entre quejidos surgio la frase "a quien se le ocurrió venir a a pasar la noche acá" y "en vez de VIVEN hubieramos leido PINOCHO".

Nosotros estabamos en carpas, sabiamos que al dia siguiente volvian los caballos y bajabamos, sobraba comida, teniamos abrigo y todas las comodidades...Aquella noche me di cuenta que nunca se va a poder explicar ni vamos a poder si quiera imaginar lo que ustedes habran sufrido.

De nuevo te agradezco por el blog que disfruto muchisimo y por habernos recibido tan bien en tu casa. Un saludo a Noelle!

Ana Lucía said...

Pues yo nunca he entendido como es que sobrevivieron, creo que son unos guerreros y que mucho inluyó que fueran un grupo sólido.

He sido tripulante de vuelo muchos anhos y creeme que he tenido experiencias en las que he pensado, que ya esa sí, que no la contaba.
Por eso es que valoro la vida y cuando quiero estar trsite por algo, pues digo, que mi vida no merece que yo la oscurezca con penas.

un abrazo!
p.s leí que tus hijos están en Espana y que esa es tu montaña ahora, pues yo soy peruana, vivo en Munich y sé que para mis padres eso es también una montaña..y estar lejos de mis seres queridos y de mi patria es tambien una montaña para mi; especialmente ahora que pronto llegará la navidad..