Sunday, December 7, 2008

Mi Amigo sin Trabajo

Me encontré con Juan, quien había sido Jefe de Ventas en una de las empresas donde trabajé. Acaba de quedarse sin trabajo, está tratando de reorganizar su vida y conseguir una nueva ocupación lo antes posible.

Está bien asesorado. La empresa le ha pagado un servicio de “Out Placement” que lo ayuda, lo contiene y le dan indicaciones de cómo presentarse ante posibles empleadores, cómo escribir su Curriclum Vitae, listas de las Agencias de Empleo, en fin, ayudas muy valiosas en una situación tan compleja.

Yo también pasé por situaciones complejas en mi vida, y de las laborales también, y aprendí  algunas cosas que le transmití:

Las situaciones inciertas pueden durar un tiempo mayor del que uno quisiera, 9 meses, un año, pero al final uno encuentra lo que busca, o lo encuentran. Es decir, no hay que desesperarse y perder la confianza.

La otra cosa es que es importante generar una actividad paralela. Volver a clases, hacer un deporte, estudiar un idioma. Es decir, darse algunos gustos que a uno lo enriquezcan pero que no estén directamente relacionados con la búsqueda de empleo. Hay que aprovechar ese tiempo y evitar estar todo el tiempo pensando en el trabajo que no se tiene, eso desgasta, cansa y deprime. Y estar dispuesto a hacer cosas que antes no hubiera hecho, por ejemplo, hacer la cola para pagar un servicio o hacer más cosas en su casa.

También hay que estar preparado para momentos difíciles, socialmente incómodos. Por ejemplo, en una reunión social, cómo contestar a la insidiosa pregunta, “a qué te dedicás?” Le dije a Juan que casi todo el mundo pasa por situaciones laborales difíciles, muy pocas personas pueden tener un trabajo lineal toda su vida. Y que eso no lo hace ni mejor ni peor, ni más o menos valioso. En esos casos, sin vergüenza, sin complejos, hay que contestar la verdad: “Estoy buscando trabajo”, o “Estoy entre 2 trabajos”, o mejor, “Estoy de año sabático”, y vos?

Por último, tener la mente abierta, uno no  sabe donde saltará la próxima liebre.

 

10 comments:

Anonymous said...

Querido Pedro, son tiempos difíciles (cuando no lo fueron) celebro entonces que a pesar de todo, puedas y podamos seguir viendo el vaso medio lleno.

Un gran abrazo.

Carlos.

Anonymous said...

Estimado Pedro:

No quería dejar de agradecerte profundamente por la reunión y por tus muy utiles consejos. Fueron pocos minutos pero muy jugosos y consistentes.

Tus palabras tienen el valor que les otorga la experiencia, los años y las buenas intenciones.

Muchas Gracias y ojala pronto podamos juntarnos para seguir charlando de la vida

Un Fuerte Abrazo

Juan

Eduardo said...

Hola Pedro, estan muy buenos sus consejos, a todos nos pasa alguna vez de caer en esa desesperación cuando estamos sin trabajo y nos cerramos en nosotros mismos erroneamente haciendo todo lo contrario a lo que usted recomienda.

Saludos.

Eduardo.

armand.saint-araille said...

Y si como yo tienes un trabajo a que te dedicas desde mas de 30 anos, y que algunos dias estas harto de encontrar los mismos problemas dia tras dia y ano tras ano, puedes pensar que hubieras podido ser obligado de cambiar y que si no lo hiciste es porque ese empleo finalmente te agrada...
Espero que con la ayuda de Pedro y buenos consejos, Juan podra desenvolverse, guardando la confianza, para poder reorganizar su vida. El trabajo no es todo ! Armand

Ursus Andinus said...

Que cierto es lo de los trabajos.
Por sobre todo lo único que creo es que hay que hacer lo que a uno le gusta, disfrutar la vida de verdad, trabajar para vivir y no vivir para trabajar, y esas "pausas" muchas veces son provechosas.

Saludos desde la mitad del mundo

Ana Lucía said...

Pues quedarse sin trabajo, siempre trae una serie de pensamientos y angustias, pero creo que lo principal es no perder el ánimo!!

Espero que Juan, encuentre algo mejor y sobre todo que no se desanime si el próximo trabajo demora en llegar.

saludos!

Pedro Algorta said...

Ana Lucía, muchas gracias por todas tus colaboraciones. Se ve que te tomaste el trabajo de leer unas cuantas páginas del blog.
Te lo agradezco mucho. Vives en Munich pero escribes muy bien el Español. De donde eres?
Un gran saludo,
Pedro

Anonymous said...

Te escribo ya que lei en tu blog el texto de MI AMIGO SIN TRABAJO... yo estoy pasando por eso.. y la verdad es que es tremendo para mi, nunca me paso y no se como se resuelve,,, me pasa todo lo que decis ahi, verguenza, desesperacion, depresion, malas estrategias....tus palabras de ese texto ayudan muchisimo, no te imaginas cuanto me gustaria poder conversar con vos.

Anonymous said...

Me sumo al comentario anterior, y smas que nada agradecer las palabras tan bien me han hecho, justo tengo un amigo que esta pasando por lo mismo y me reconforta y me emociona la manera que tenes para explicarlo y por supuesto me es de mucha ayuda para acompañar a mi amigo.
Saludos
Ignacio

Daniela Mollo said...

El pasado año pasé por un momento similar. Con 34 años, me sentía muy frustada, con un hijo, mi marido se estaba recibiendo y empezando su carrera profesional, le tuve que pedir dinero a mis padres. Después de nueve meses de intensa búsqueda, en marzo conseguí un trabajo buenísimo que era todo lo que deseaba, es como un premio y hoy en diciembre estoy pasando unas fiestas muy diferente a las anteriores.
Es como me decia una amiga, en conversaciones de aquellas epocas de angustias, no hay malaria que dure cien años, en las malas hay que aguantar me decia, ya va a llegar. Tal cual. El tema es aguantar lo más dignamente posible. Uno aprende mucho en estas situaciones, yo no la pase muy bien pero aprendí un par de lecciones..