Friday, December 26, 2008

Coche y nuestra reunión anual.

Hacía tiempo que no podía ir a una de nuestras reuniones anuales ya que al vivir en Buenos Aires, siempre estaba complicado. Por suerte, este año pude ir, y la verdad es que fue una lindísima reunión. Mucho más tranquila y sobria que la de años anteriores. El tiempo no pasa en vano, ya estamos más serios y maduros!

La reunión fue en la casa de Carlos Páez, en las afueras de Montevideo. Él tomo la iniciativa de organizar la reunión y la verdad es que se lo agradezco porque lo pasamos muy bien.

Como siempre, terminamos hablando de la montaña, y yo disfruté poder compartir recuerdos y sensaciones con varios de mis “hermanos sobrevivientes”. Hubo varios momentos emotivos. Uno de ellos fue cuando Coche repartió unos regalitos con una frase para cada uno. La mía decía: “Pedro, gracias por ser mi familiar en la montaña”. La frase me hizo gracia y me enterneció, porque en realidad no somos familiares, simplemente él es primo de mis primos. Pero allí en la montaña, teníamos una relación especial y para él, que estaba herido y sobretodo al final muy débil,  era importante que fuéramos familiares.

También me hizo gracia que me catalogara como su proveedor de cigarrillos. Yo casi no fumaba, pero me ingenié para que igual me tocara la ración de cigarrillos. Coche estaba desesperado, y probó de mil de maneras cómo conseguir uno de los míos. Primero apeló a los lazos familiares, pero no me conmovió. Luego llegó a ofrecerme hasta 100 dólares a pagar en Montevideo por un cigarrillo, pero tampoco lo consiguió. Finalmente, me ofreció parte de su ración de comida. Eso fue mucho, y en algún momento acepté y entregué algunos cigarrillos por comida. Pero no todos, el último me lo fumé mientras esperábamos los helicópteros aquel 22 de diciembre.

Por suerte el otro día nos abrazamos y nos reímos mucho de esa situación.

20 comments:

Maria said...

Hola Pedro!! Que alegria leerte!! Estaba esperando saber de vuestra reunion de primera mano y me alegre al saber que tenias un nuevo post sobre vuestra reunión.
Que bonitas anecdotas. Un abrazo muy fuerte desde España y mis mejores deseos para ti y los tuyos.
Gracias por el blog y enseñarme tantas cosas.

Maria said...

Hola Pedro !! Que alegria leer sobre vuestra reunion . Soy una apasionada de tu blog. Gracias por enseñarme tanto y por ser generoso con todos nosotros. Un abrazo desde España

Facundo said...

Hola Pedro te agradesco mucho el que compartas tus pensamientos mientras transitas tu camino. Creo que cada uno tiene una historia para contar y que todos podemos aprender mucho de las historias ajenas.
Un buen comienzo de año.

Facundo Alvarez

Anonymous said...

Tengo 37, como muchos hechos históricos, me sorprendo que sucediera estando yo vivo. Lamento todo lo que pasaron y comprendo que aún tantos años después, sea parte central de tu vida. Así como tu hecho conmocionó a la humanidad (y lo sigue haciendo), lamentablemente muchas personas siguen pasando por calvarios, algunos evitables, otros no. Desde el Cáncer (no evitable), hasta los que en pleno siglo XXI mueren literalmente de hambre, ese hambre que tristemente conociste, en Santiago del Estero, no hay que irse a África como creémos. Triste, muy triste, también me cuesta creerlo, eso no puedo decir "qué increíble que sucedió mientras yo ya vivía", tengo que afirmar que sucede mientras escribo estas mismas líneas.
Pero aún así, así como mientras cuando estabas en la montaña, la gente de comía su asadito con vino, tomaba el sol o se comía una picada con amigos; aún así la vida sigue. Mientras algunos mueren de hambre en Latinoamérica, otros en África, otros se concentrarán en los mismos Estados Unidos frente a un fuego para calentarse, aún así tenemos que vivir, disfrutar nuestros hijos, salir, llevarlos al Zoológico, al cine, a comer afuera, disfrutar de la vida.
Lo más lamentable de todo, es que la "Ley de la Selva", es mentira que sólo se aplique a las bestias....
Un abrazo

Anonymous said...

Tu blog es hermoso.

Marcelo Viola said...

Es difícil imaginar lo que solo ustedes pasaron, pero saber que están juntos, que ríen y superan día a día lo que han vivido, hacen que yo no me permita caer por cualquier problema. Gracias por su ejemplo de superación, nunca es tarde.
Marcelo.

Lourdes said...

Hola Pedro,

Mi nombre es Lourdes Algorta. Seguramente no tendras idea de quien soy. Mi papa es primo segundo tuyo, creo. Yo soy argentina, ya que mis papas se vivieron a vivir aca de jovenes.

Yo siempre le preguntaba a Papa como se habia vivido la tragedia de los Andes por ese entonces en Uruguay, no podia creer que un familiar suyo haya estado ahi. El motivo de mi mail era solo para felicitarte por tu fortaleza, en ese entonces y ahora por hablarlo.

Me alegra mucho saber que estas bien. Me imagino que Papa se alegrara mucho al saber también.

Muchos saludos y felices fiestas,
Lourdes

La Maga said...

hola pedro,la verdad es que llegue a tu blog de casualidad.
creo que he leido y escuhado todo lo que pude sobre la tragedia de los Andes,mi papa juntaba recortes de diarios cuando ocurrio el hecho y fue el quien me conto por primera vez lo que les habia ocurrido.
yo tengo 24 años,pero te puedo asegurar que lo que les ocurrio siempre es un tema recurrente en mi vida.Siempre encuentro un modo de citarlos como ejemplo y su historia ya es encierto modo mia.Me da fuerzas para seguir adelante a pesar de cualquier dolor.
me siento muy feliz de poder contactarte y espero que puedas decirles a todos los demas que les deseo un fliz año nuevo.
un abrazo

Cecilia said...

Pedro, admiro enormemente a cada uno de uds por lo que han pasado, por las decisiones que tomaron y por el modo de encarar la vida... te felicito por abrir tu libro y contar tu historia... Te deseo una buena vida

Viviana y Sofia said...

Admirable.

Sigue escribiendo, que lo tuyo, sencillamente, inspira

Saludos

Fernando Requena said...

Hola Pedro!, excelentes tus posts.

Hay veces que uno se hace problema por cada pavada... y sus vivencias nos hacen reflexionar, de valorar el día a día.
Por otro lado es interesante analizar la capacidad infinita de supervivencia del ser humano, y lo que puede significar tener fé, o nó, en una situación extrema.
Te mando un abrazo
Fernando,
BsAs, Argentina

doble visión said...

Pedro... me siento feliz de encontrar el espacio justo donde escribir algo que siento desde siempre. Aquel año 72 yo tenia 18 de edad. Vuestra experiencia la recuerdo perfectamente. Son imágenes de poca definición en teles de blanco y negro; son los silencios de todos los que nos apiñábamos frente a la pantalla a la hora de los noticieros; son las conjeturas y las conclusiones de los que conjeturan sin tener idea de nada.
Vuestra experiencia, como Uruguayo, me ha servido para sentirme más Uruguayo. Vuestra experiencia, creo, es la síntesis del sentir Oriental.
Hoy vivo en España luego de vivir 25 años en Argentina, pero el paísito sigue siendo mi cuna.
La bandera me encandila siempre que la veo; el himno me sigue emocionando a pesar de que nunca le hayamos dado mucha bola (igual no pierdo la esperanza), pero la historia de los Andes, Pedro, me provoca una sensación de orgullo inmensa, porque una nación la hacen grande sus hombres y no la cantidad de territorio ni la cantidad de su riqueza. Y el hombre demuestra su grandeza en las situaciones límite. Nosotros tan poquitos en el mundo pero tan grandes. Gracias Pedro por permitirme decir esto que es como decirselo a todos aquellos hombres que compartieron la experiencia.
Un abrazo enorme y buen 2009.

Marcelo

Hugo said...

Imponente el Blog!!Uso esa expresiòn netamente charrùa,para marcar el efecto multiplicador que tiene tu Blog. Si bien ya te habìa elogiado tu forma de escribir,querràs creer que "vì"la escena del diàlogo con Coche (claro que ayuda que tengo presente la imagen y la voz,tan especial de Josè Luis y su eterna sonrisa),tan bien la describiste?Ya habràs apreciado el efecto terapèutico de alguna de tus entradas,como cala hondo en la gente,que sus problemas son nimios al lado de lo que te sucediò.Ademàs,progresivamente,vas agregando apostillas,detalles ignorados,de lo sucedido allà arriba que provoca esperar con ansias tu pròxima entrega.Un abrazo
Hugo

fakeaintnoglam said...

Buenas noches Pedro, encontré su blog a partir de una nota que saliò en el diario "Clarín" de hoy. Estoy leyendo todas las entradas y quiero felicitarlo porque usted escribe muy bien, por algunos momentos me imagine clarito las situaciones que cuenta.

Me llamo Ana y tengo 26 años, lei por primera vez el libro "Viven" de Piers Paul Reed hace mas o menos 10 años (me lo prestó un primo) y desde entonces he sentido una gran admiración por cada uno de ustedes. Han sido mi inspiración en momentos difíciles y un ejemplo de fe y unidad.

Yo no habia nacido cuando fue el accidente pero mis padres siempre me cuentan que recuerdan exactamente que estaban haciendo y donde estaban en el momento en que se enteraron de que habían sido rescatados.

Le deseo muchas felicidades a usted, su familia y sus amigos en este 2009 que casi llega y, como hace días fue el aniversario del rescate, quiero decirle felices 36 años!!

Un abrazo, con todo el respto y admiracion!

Ana

mariana monica said...

Hola Pedro. Yo tenía 10 años cuando ustedes atravesaron la terrible experiencia y recuerdo haber seguido la historia y escuchado los debates luego del rescate. Yo siempre a ustedes los consideré héroes.
El amor de mi vida murió hace casi tres años piloteando un avión en Catamarca pero no tuvo la oportunidad de quedarse acá, su destino fué otro, pero estoy segura que de haber estado en una circunstancia como la de ustedes, él hubiera luchado por sí mismo y por el grupo de compañeros hasta las últimas fuerzas.
Hice que un compañero arrojara sus cenizas desde una avioneta, para recordarlo en el viento y en las nubes que tanto lo acompañaban.
Gracias por compartir tus recuerdos con nosotros y permitirnos compartir los nuestros...

Alejandra said...

Hola Pedro! Quería darte las gracias por haberme permitido "estar" por unos momentos en la fiesta del 22 de diciembre, un momento tan especial para todos ustedes. Me resultó muy emotivo el gesto de Coche con frases para todos, fue como si hubiera estado allí.
Un beso,
Ale

Cecilia Hadad said...

8. Las distintas percepciones. Para nosotros es un hecho normal, forma parte de nuestra vida. Por 35 años no ha sido un tema para mí.

ME GUSTARÍA, DE SER POSIBLE, SI FUERAS TAN AMABLE DE EXPLICARME BREVEMENTE A QUÉ TE REFIERES EN EL PUNTO 8.
GRACIAS.
CECI.








Atom All Comments

Pedro Algorta said...

Cecilia, el punto 8 es lo siguiente:

Yo he vivido lo que me pasò como un hecho normal. Durante años fue como tener una mancha en el hombro, y hasta el dìa de hoy en ocasiones me cuesta entender de que realmente es un hecho muy especial.

Yo me considero un tipo normal, sinò, me hubiera costado mucho hacer una vida normal.

Y un poco a todos nos pasa, todos tenemos vidas ùnicas y especiales, y sin embargo no lo vemos asì.

Un beso,

Pedro

Ana Lucía said...

Pasé a saludarte y a desearte que el 2009, sea un maravilloso anho para ti y para tu familia.

que ocurrente Coche, ofrecer 100 dolares por un cigarrillo a pagar en Montevideo..jajaja :O)

un abrazo

Vero said...

Bueno, aquí tengo bastante que ver porque "los primos" que unieron a Pedro y a Coche somos nosotros, así que leyendo éstos comentarios de Pedro sobre sus transacciones con Coche, no puedo dejar de mandarles a los dos un abrazo fuerte y un agradecimiento a Dios y a la Vida por tenerlos a los dos ...!!!