Friday, December 21, 2012

40 años atrás



 Un 22 de diciembre, vísperas de Navidad, 40 años atrás salimos de la montaña.

Hace ya mucho tiempo. Lo increíble para mí es que 40 años después, los 16 que salimos de la montaña, estemos vivos, sanos y haciendo una vida normal.

Cómo fue el rescate, qué sentimos en ese momento, ya casi no tiene importancia. Simplemente no recuerdo más que imágenes. El resto fue borrado por el tiempo o es parte de anécdotas.

Ni siquiera soy consiente de las cicatrices dejadas. A veces, me encuentro interrogándome por las heridas. Dónde están? Se deberán cosas que me pasan a los Andes o simplemente al devenir de nuestras vidas? Nunca lo sabré.

Hace tiempo que dejé la soberbia de decir que a mí no me pasó nada. O que no me afectó para nada. Eso ya no lo digo, ya se que una parte mía la pasó muy mal en los Andes y todavía está conmigo. Pero no aparece. Está dormida y abatida por toda la vida que hemos tenido desde entonces.

Pero hoy conmemoramos y celebramos. Más de 120 personas descienden de los sobrevivientes. Ellos no estarían si nosotros no hubiéramos vuelto. Ellos llevan también nuestra montaña. Yo contribuyo con 5, mis 3 hijos, mi nieto Mateo y el que está por llegar. Qué bueno.!

3 comments:

Unknown said...

Si. Han pasado 40 años y hemos ganado unas arrugas y un poco de sabiduria.
Nunca hubiera imginado cuando me enteré de la historia el impacto que me causaria, nunca hubiera pensado tampoco que un dia intercambiaria por Internet (en 72 no existia ! ) con uno de los sobrevivientes, y que otro dia lo encontraria en el otro lado del mundo.. y eso en parte gracias a ti, mi amigo Pedro.
Dia tras dia crecen las familias de los sobrevivientes, dia tras dia sigue vivo el testimonio y siguen tejendose lazos entre la gente. Si, que bueno ! Armand

Pedro Algorta said...

Gracias Armand, ayer en lo de Canessa éramos un montón.
Te mando un abrazo y feliz navidad.
Pedro

Haifa said...

Hola Pedro! Desde que supe de vos por medio de mi hermana, que he seguido la historia de ustedes. El libro "La sociedad de la nieve" está en mi biblioteca junto con mis libros mas valiosos. Es un libro para leer muchas veces. Siempre pienso en ustedes en octubre y en la vispera de Navidad, y siempre que conozco a alguien que tiene tu edad o mas grande (ya que yo nací en el 83) le pregunto que es lo que recuerda. En navidad, justamente hablando con el padre de unas amigas de la flia, le pregunté si recordaba el accidente. El señor tiene 84 años y lo recordaba a la perfección, como fue, que ustedes jugaban al rugby para Old Christians, y me dijo: "fortaleza admirable la de esos jóvenes de sobrevivir y tener fe de salir de Los Andes, son todo un ejemplo de vida". Y lo que todos a los que les pregunté me han dicho es: "un gran hombre Paez Vilaró, él sabía que su hijo estaba vivo, y por mas que lo llamaban loco, él lo buscó hasta el cansancio y logró reunirse con él". Así que sabé que luego de conocer la história de ustedes, entre tantas otras, honro la vida día a día, intentando cargar un pedacito de los Andes, para que a ustedes se les haga un poco mas liviano. Abrazos y feliz 2013 rodeado no solo de hijos, sino también de ñietos :o)