Monday, December 28, 2009

Tintín, Carlitos y Aldo

He estado un poco alejado de este blog. He estado muy ocupado y además la visita de mi nieto Mateo durante diciembre absorbió todo mi tiempo libre. Efectivamente los nietos rejuvenecen y son una bendición para los abuelos.

Durante este período, estuve dando un par de conferencias y talleres, pero además pude asistir a conferencias dadas por algunos de mis “hermanos sobrevivientes”.

La primera fue de “Tintín” Vizintín, con quien me une una gran amistad. Tintín es un gran expositor y habló en “La Posada del Té”, muy cerca de mi casa. Su charla estuvo rodeada de una gran emotividad. Me gustó mucho su comienzo, en la que cuenta la anécdota de las chicas que conoció la noche anterior al accidente en Mendoza y en la cual en una pared de un bar, una de ellas escribió “amigos para la eternidad”, sin saber que al día siguiente, dos de sus tres amigos morirían en Los Andes. Tintín me invitó a contestar juntos preguntas, lo que también disfruté mucho.

También escuché a Carlitos Paez en la Fundación Padre Mario. Carlitos tiene una presentación muy armada, muy dinámica y de una gran profundidad. Me gustó particularmente cuando cuenta que en la montaña maduró a partir del trabajo y se dio cuenta que cuanto más trabajaba más se lo respetaba. Me pareció muy bueno cuando habla del trabajo en equipo a partir del respeto y la especialización, y también me gustó el rol protagónico que él da a su padre en toda la presentación. Me impresionó la anécdota de que su padre en su desesperada búsqueda fue a ver al Padre Mario con una fotografía de nuestra delegación, y que el Padre Mario, con su poder parasicológico le indicó quién estaba vivo y quién no.

Por último, quiero destacar el mensaje que recibí en el post anterior, “Mexico”, en el cual hablaba del encuentro con Aldo, un muchacho sin brazos que me fue a escuchar. Qué alegría enorme fue recibir el saludo espontáneo de Aldo, en el que me cuenta que él también, a partir de su dificultad, cuenta su historia ante quienes lo quieren escuchar.

5 comments:

Laura said...

Más allá de la adversidad somos sobrevivientes.
Gracias por compartir pensamientos comunes.
Somos resilientes y eso es muy importante.

Laura,
Sobreviviente de Leucemia Mieloide Aguda.

miguel Altgelt said...

Hola Pedro
No abandones nunca este blog. Es muy bueno lo que siempre compartis. Hoy lo que mas me queda y me pondré a trabajar sobre ello es lo que decis de Carlos Paez Vilaro, "que cuenta que en la montaña maduró a partir del trabajo y se dio cuenta que cuanto más trabajaba más se lo respetaba".
Es muy cierto. Te mando un abrazo y Felices Fiestas. Tu amigo Miguel

Eduardo said...

Qué bueno que el último mes del año haya podido estar bastante tiempo con su familia. Le deseo un muy buen 2010.

Eduardo.

Sergio said...

antes que nada dedicarle mi mas sentido y profundo respeto y admiracion x lo que tuvieron que sufrir,por su coraje y por su valentia y afan de superacion

Tengo 30 años y cada cierto tiempo vuelvo a leer el libro o veo la pelicula y me sorprendo mas y mas con su vivencia.

Yo tuve un pasaje en mi vida no cercano a la muerte ni por asomo tan dificil como el suyo,pero que viendo la vista atras y leyendo sus comentarios me hacen entender la tremenda capacidad de superacion del ser humano

A los 9 años de edad y tras multiples pruebas para localizar el problema que arrastraba de pequeño ( un problema en la rotacion de las 2 caderas que hacia que no pudiese andar bien ) me operaron y por suerte tras 5h de operacion salio todo bien,pero me esperaba x delante un duro proceso de rehabilitacion,q incluia 2 meses de estar escayolado de cintura para abajo totalmente salvo obviamente mis partes intimas,3 meses de silla de ruedas y 1 mes de andar cn muletas.

se que no es comparable a estar 72 dias en una montaña con frio,hambre y viendo morir a tus amigos,pero para un niño de 9 años sacarlo de su rutina del colegio,el futbol,es un mundo ( mi particular montaña ).

hoy puedo decir con orgullo q solo estuve 2 meses escayolado,1 solo mes en silla de ruedas y 10 dias cn muletas y que jamas en la vida he tenido esa determinacion de sacar fuerzas de donde fuese para volver a salir a jugar con mis amigos o volver a la escuela

como usted en su montaña yo pude escalar la mia y pese a q evidentemente lo mio es solo una pequeña anecdota algo puedo entender de lo q dicen q el hombre cuando mas apretado x dificultades esta saca fuerzas hasta de donde no tiene y sigue adelante

mi mas sentida admiracion a usted,a sus compañeros y a los amigos q dejaron ( no dire tristemente xq se q ellos esten donde esten se sentiran orgullosos de ustedes ) en las montañas

godoshita said...

¡Qué bueno es encontrar un blog de un sobreviviente! Esto hace que, de alguna manera, los tengamos a ustedes más cercanos.

Ciertamente, hace pocos años que tengo noción del accidente, pero desde el momento en que vi un documental en el noticiero recordando aquel trágico 13 de octubre, no dejé de maravillarme con su historia. A partir de entonces es que me he interesado en todo lo que respecta a este hecho. Siempre que puedo, veo la película (estoy deseando conseguir STRANDED, así como los libros publicados).Y cada vez que se cumple un nuevo aniversario, busco en la tele las esperadas entrevistas.

Precisamente hoy vi una que le hicieron a Gustavo Zerbino. Resultaba increíble ver la claridad con la que se expresaba, la transparencia de su persona. Eso mismo se observa siempre en todos, ya sea cuando hablan, como cuando escriben, tal como lo hace usted. Luego de escucharlos, luego de leer lo que dicen (tenga o no relación con el accidente), no puedo dejar de comentar lo realmente bueno y productivo que debe ser sentarse con ustedes a conversar; tal como dice en el sitio web, ustedes son verdaderos vencedores de la muerte.

¡Le mando un saludo enorme! Espero que vuelva pronto a escribir en el blog.

Teresita, desde Argentina.