Sunday, January 18, 2009

Un artículo mío en La Nación

Quiero agradecer a Jorge Oviedo que ha publicado una nota mía en el suplemento de Economía y Negocios del diario La Nación del día de hoy, titulada justamente “En tiempos difíciles se necesitan liderazgos colectivos”.

Para mi es una gran alegría y un honor esta publicación. Ojalá haya otras más en la cual pueda mezclar opiniones sobre diversos temas de actualidad con la perspectiva de los Andes y mis 35 años de experiencia profesional.

En el artículo hago una correspondencia entre la situación de compleja y crisis de liderazgo que el “Center for Creative Leadership” describe ante el paso del huracán Katrina por Nueva Orleans, lo que nosotros vivimos en la montaña y la crisis financiera del mundo de hoy.

Concluyo que los liderazgos que surgen en estas situaciones son liderazgos colectivos, donde no hay una sola persona u organización que pueda hacerse cargo del problema en su totalidad sino que son necesarios los aportes generosos y significativos de distintas personas, muchas veces inesperados.

Releyendo el escrito, creo conveniente hacer una aclaración. No estoy quitando importancia a la persona que está “a cargo”, a la “autoridad formal”. Ellos tienen la mayor responsabilidad, pero lo que se requiere en las situaciones complejas son liderazgos generosos, abarcativos, no egoístas ni encerrados en si mismo.

Hago esta aclaración porque en estos días Barack Obama asume como nuevo presidente de los Estados Unidos. Evidentemente, quién está a cargo, tiene mucha importancia. Asume con un gran desafío por delante, con el apoyo de muchísima gente y generando una enorme esperanza de que podrá llevar adelante sus cambios prometidos. Obama es un líder carismático, pero parece ser un líder integrador y generoso y tener todas las condiciones para ser un líder exitoso. Claramente es un líder del “nosotros”, no del “yo”. Espero que él con  la gente que lo rodea pueda llevar adelante la tarea descomunal que tiene por delante.

Para leer el artículo has click aquí.

2 comments:

J.P.J. said...

Pedro, está muy bien tu nota en La Nación. Tu aclaración en el blog también, pero me parece que no era necesaria. Está claro tu mensaje de que los líderes deben ser generosos y que todos nos tenemos que involucrar. Como el Japonés, te acordás?
Un abrazo,

Anonymous said...

Pedro, acordate del liderazgo de los gansos.
Creo que el líder al tener la potestad de elegir a su equipo lo que hace es delegar la autoridad en quien esté mejor preparado para liderar en cada momento, pero sigue siendo el responsable.
Abrazo.
AA